Mujeres escribiendo la calle: Entrevista a SNKE

20 septiembre 2022


Fecha: 15/12/2021
Entrevista por: Isidora León
Artista Entrevistada: SNKE

Paula Godoy es artista, pintora de brocha gorda y muralista reconocida por su sello de blancos y negros, figuras geométricas y creación de espacios inmersivos.

En la entrevista, Paula nos habla del privilegio de sentirse cómoda en el espacio público. Privilegio que, hasta hace pocos años, solo se sentía dentro de un grupo contenido por figuras masculinas. Hoy -nos revela SNKE-, su espacio está protegido gracias a las crew de mujeres, mujeres poderosas que se atreven a pintar en el espacio público, y sobretodo se atreven a cuidarse mutuamente las espaldas, en un  lugar que hasta hace poco les era inhabitable. Espacios de contención como las graffitodas es un resguardo político y emocional.

 

Mujeres escribiendo la calle: Entrevista a SNKE
Mujeres escribiendo la calle: Entrevista a SNKE

Si nos fijamos en la descripción de SNKE en instagram, la artista escribe “no trabajo con marcas”. Un camino y decisión difícil cuando hablamos de arte urbano y pintura de calle. Sobre todo hoy, que las marcas han aprovechado ciertos vacíos legales para transformar el arte urbano en branding, sin la necesidad de pagar patentes. Esta decisión clave de Paula Godoy, nos viene a recordar el difícil camino por el cual ha tenido que atravesar. 

Si bien Paula es conocida como “la mujer que ha hecho el mural más grande de Chile”, dicha descripción no hace más que potenciar las distinciones de género. Las dificultades por las que tuvo que atravesar para llevar a cabo esa obra se entremezclan también con su lucha feminista. Esta, se va hilvanando con la lucha ante un sistema de operación urbana que no le acomoda, y por el cual ha tenido que activarse desde un empoderamiento feminista.

En la entrevista, Paula nos habla del privilegio de sentirse cómoda en el espacio público. Privilegio que, hasta hace pocos años, solo se sentía dentro de un grupo contenido por figuras masculinas. Hoy -nos revela SNKE-, su espacio está protegido gracias a las crew de mujeres, mujeres poderosas que se atreven a pintar en el espacio público, y sobretodo se atreven a cuidarse mutuamente las espaldas, en un  lugar que hasta hace poco les era inhabitable. Espacios de contención como las graffitodas es un resguardo político y emocional.

Paula Godoy es artista, pintora de brocha gorda y muralista reconocida por su sello de blancos y negros, figuras geométricas y creación de espacios inmersivos.

 

¿Qué avances o evoluciones has notado para las mujeres en la apropiación de espacios para pintar? 

El principal avance y evolución ha sido conocer el feminismo. Un proceso largo pero potente. Eso ha permitido que, como mujeres, nos apropiemos de todos los espacios, no solo en la pintura. En ese sentido creo que el feminismo nos ha dado las herramientas para dejar prejuicios de lado, para incentivarnos a conocernos, a unirnos, a darnos valor entre todas, y claro, en cuanto a la pintura es súper importante, ya que antes no existía esta conciencia, entonces la calle, como nunca había sido para las mujeres, hoy se volvió parte de nuestra lucha. Nosotras estamos 100 veces más en riesgo cuando estamos expuestas en la calle. Antes, la forma de sentir esa seguridad era aliándose con los hombres, quienes nos daban seguridad y confianza para salir a pintar. A partir de lo que ha pasado estos últimos años, nos empezamos a reunir entre mujeres. Nos damos la fuerza y energía para salir a pintar, intercambiar ideas, estilos… 

 

Mujeres escribiendo la calle: Entrevista a SNKE
Mujeres escribiendo la calle: Entrevista a SNKE

 

¿Cómo ves tu propio lugar dentro del espacio público?

Yo personalmente no soy una artista que viene de la calle, yo me metí mucho más grande, sobre todo porque me interesaba el gran formato. A partir del análisis que he hecho, lo que conozco, mi poca experiencia, la calle me hizo sentir cómoda, y por ahí entre. 

Yo siempre fui una mujer que se sintió insegura en la calle, inconscientemente se que hay momentos en que no puedo andar, ni usar cierta ropa… es una mierda, porque no tenemos la libertad de los hombres. De a poco hemos adquirido confianza, juntándonos, cuidándonos, haciendo colectivo, avisándonos dónde y cómo estamos. Yo cada vez me siento más confiada de salir a pintar. También pienso que eso es un privilegio mío, porque siendo súper honesta, soy una mujer burguesa, que vive en Stgo centro. Acá hay mucha gente, tengo la seguridad de que no va a pasar nada pero las chicas que viven en la periferia, las poblaciones, otras regiones, es distinto.. entonces siento que vivo en una burbuja, pero trato de conocer otras realidades para salir de ella. No está bien quedarse con la experiencia de una. 

 

¿Qué significa para ti el arte urbano a nivel personal y a nivel social?

Para mi el arte urbano es como una de las expresiones artísticas más transversales. Creo que el arte urbano toma el pulso de lo que pasa en un país, de lo que pasa a nivel colectivo, a nivel social. Hoy día vemos las calles -en Santiago y en todo Chile-, y están llenas de mensajes, no puramente estéticos, sino de gente escribiendo, de gente manifestándose con humor, con odio, con amor, con arte… de infinitas formas…esto lo veo como la necesidad que tenemos de expresarnos como sociedad, de encontrar un lugar donde seamos escuchados. 

La calle es el lugar donde la gente te va a leer, te va a escuchar. Va a leer y escuchar realidades distintas a las que conoce. Si en algún momento la gente bajara de Las Condes y empezara a leer las cosas que están escritas en el resto de Santiago o en el resto de Chile, se daría cuenta de las cosas que están pasando. Para mi eso es súper significativo. Encuentro que es una expresión hermosa porque es muy democrática. Hoy día la ciudad está bombardeada y eso habla de lo que está pasando a nivel social. Si vives en una sociedad enferma, se va a notar en las murallas del país, lo vas a ver. Ya sea porque hay mucho escrito, mucha pintura, manifestaciones, o también cuando no hay nada. En ese sentido, cuando las municipalidades gastan recursos en estar pintando y censurando los rayados, se ve claramente el miedo al pueblo. 

 

¿Cómo te relacionas con otras artistas y graffiteras en tus proyectos?

Me gusta acompañar a mis amigas a pintar, en esas instancias he conocido artistas muy bacanes y más que artistas, he conocido mujeres que hoy en día son mis amigas y que las admiro un montón. También cuando a mi me sale un proyecto las invito: para mi es una ley trabajar con y para mujeres y disidencias, creo que dentro de las pocas oportunidades que tenemos, es super importante darles espacio y cabida a otras mujeres que todavía no tienen la experiencia de trabajar en un proyecto grande. Y así de a poco todas vamos aprendiendo. La experiencia es super importante para tomar fuerza y confianza en nuestro trabajo y así sentirnos capaces de llevar a cabo un proyecto. Yo creo que eso es realmente fundamental porque si hay algo que antes teníamos muy intrínseco era la desconfianza entre nosotras mismas, porque no teníamos las mismas oportunidades que han tenido los hombres de transmitirnos los conocimientos. Entonces creo que ese es nuestro deber, el considerar a otras mujeres y entregarnos entre todas la experiencia. 

 

¿Cómo has evolucionado como artista desde que partiste pintando en la calle?

La evolución ha sido heavy en todos los sentidos. La calle igual es una gran prueba de seguridad en una misma, lo que se va notando en lo que vas haciendo, en tu estilo, en ir entrenandote físicamente. 

Pintar en la calle en un formato grande, te da una experiencia a nivel físico que no te da otro formato. El hecho de pintar casas también me ha dado una experiencia que no me había dado la calle. En la calle aprendes a hacer ciertas cosas, te da ciertas herramientas pero el pintar casas me empezó a afinar el trazo, empecé a tener un pulso y un trazo perfecto porque es un trabajo súper técnico, tiene que quedar perfecto. 

Siento que he crecido harto como pintora y quiero seguir perfeccionándome en ese sentido, conocer nuevas técnicas, herramientas, formatos. Me ha dado la pasión por la pintura de manera gradual, espontánea y de a poco me he hecho consciente de que es mi pasión, es lo que me encanta hacer, lo disfruto en todos los formatos posibles.

Contenidos relacionados

La Cancha El Pozo: el proyecto que llevó a Metro21 a México
Entrevistas 30 abril 2024

Este 2024, realizamos nuestro primer proyecto en el extranjero. Como organización viajamos a México para trabajar con la comunid... – Leer más

Boris Groys y el hacerse público: Las transformaciones del arte en el ágora contemporáneo
Revista Por Isidora León 19 julio 2023

Volverse público es un análisis de la evolución del arte desde el modernismo del siglo XX hasta la contemporaneidad. La desembo... – Leer más

Capítulo 3: Crews ¡La unión hace la fuerza!

“Graffiti: Un cambio de paradigma en el arte”   A finales de los 90’s e inicios de los 2000, micros amarillas recorr... – Leer más